Leyes Financieras de Capitalización

En este artículo trataré de forma muy simple una serie de conceptos matemáticos y financieros que deberías conocer, sobre todo si quieres saber qué rentablidades o costes puede sufrir tu dinero en un momento determinado.

Empezaremos con dos reglas básicas:

Regla #1.-

Si dos importes de capital son iguales, pero los poseemos en diferentes momentos, deberemos elegir el que se encuentre más cerca en el tiempo.

Ejemplo:

¿ Qué preferemimos, disponer de 1.000 Euros hoy o 1.000 Euros dentro de un AÑO?.

Parece obvio, ¿no? Hoy 1.000 Euros

¿Pero sabemos por qué?

Esto es debido a que el tiempo es un elemento clave a la hora de fijar el valor de una capital, cosa que nos lleva a que la inflacción provoca que el dinero vaya perdiendo su poder adquisitivo a lo largo del tiempo y que al disponer del dinero hoy, podremos disponer una cantidad superior en el futuro, siempre que la hayamos invertido correctamente, compensando de esta forma el efecto negativo de la inflacción.

Regla #2.-

Si dos importes de capital son distintos, y los podemos poseer en el mismo momento, deberemos optar por el de mayor importe.

Ejemplo:

¿ Qué preferimos, disponer hoy de 1.000 Euros o de 2.000 Euros?.

También es obvio, hoy prefiero 2.000 Euros.

Debemos recordar siempre que el tiempo es muy importante para fijar el valor de un capital y que la inflacción hace que el dinero valga menos.

Ahora que lo tenemos todo muy claro, nos haremos una pregunta muy sencilla. ¿Qué es preferible, disponer de 1.000 Euros hoy o de 1.200 Euros dentro de un año?

Ahora mismo, no podríamos responder acertadamente, ya que para poder comparar realmente dos capitales, tenemos que calcular el capital equivalente en un mismo momento, esto se realiza aplicando las leyes financieras de capitalización, y el cálculo nos podría demostrar por ejemplo que 1.200 Euros dentro de un año equivaldrían a 950 Euros hoy.